Loading...

jueves, 31 de enero de 2008








"mí" priegunta...








Si la tarde pasa como dándose vuelta, si el silencio no se asoma ni a los perros de al lado...¿para qué buscar una razón, si la extraviaremos entre mil razones de barro, esos argumentos flacos que se caen sin asco cuando una ilusión los desplaza del trono?




¿Por qué no hincar el diente a futuros jugosos, en lugar de esta nada que transita las calles, siempre poniendo excusas a la mejor idea, para probar que el statu quo, que la rutina, son mejor "negocio"?




¿Por qué no delirarse y ponerse una capa roja sacada sabe Deus de qué arcón de recuerdos, y pasearse orondísimo por el barrio caliente, bajo el sol del verano en las calles sin árboles?




¿Por qué no agitar alto una bandera verde, pero no brasilera, sino una de largada? Para que, por ejemplo, todo el mundo reaccione, y se dé cuenta de una vez por todas de que hay que empezar algo, porque el reloj nos corre, y la inercia de nada entumece las piernas...




¿Por qué no saltarle al cuello, como un Drácula nuevo, a aquella insoportable profesora de antaño, y chuparle la sangre, ahora que está vieja, y escupirla en el barro, y hacer la "V" cantando?




¿Por qué no desterrar a ls piolas de siempre, esos que están tan apurados por vivir que ni siquiera tienen tiempo para darse cuenta de que eso no es "vida", sino un simulacro?




¿Por qué no navegar en barquitos de papel en un mar construido dentro de una pecera, y después (sí, después), echar a volar peces de todos los colores, que, cansados del agua, buscan aire del bueno?




¿Por qué no canturrear alguna canción de "aquéllas", que tararéabamos en la pieza del patio de la casa de nuestro mejor amigo del secundario, mientras él y sus cómplices zapaban rock and roll, y todo era ligero, y mañana era siempre, y estábamos tan apurados que lo que menos hacíamos era apurarnos?

miércoles, 30 de enero de 2008

un poema

No encontrarás la mar,
ni las gaviotas,
ni el ángel ciego
que se burló del trueno.
No encontrarás el sol
clasificado,
ni los montes
con puertas,
ni aquella estrella esclava
que tanto sonreía
ante tu excusa
para nunca jugarte,
ni en esquelas.
No encontrarás mis ojos
suplicantes,
ni mi mano vacía,
ni mi dolor
sin sombra.
Tan sólo una repisa
de recuerdos,
dulces como la muerte
cuando alivia.
Apenas un jirón de desacuerdos
acaso tan graciosos
como el día.
No encontrarás la mar
cuando me busques,
porque una vez nací
en el Atlántico,
y la marea ahora
está en mis venas,
yendo y viniendo,
desde vos al vuelo,
desde vos al trino,
desde vos al cauce
que inunda mi río.

lunes, 28 de enero de 2008

¡DVDs!

Estoy enloqueshhhhhhhhhhhhhhhhhida con el grabador de DVDs que le han instalado a mi compu.
Hasta ahora tenía solo grabadora de CDs, y me frustraba una y otra vez cuando el archivo bajado excedía los 702 MB y un cartelito me anunciaba que no había capacidad en el disco para grabarlo...
Fui una y otra vez a la casa de computación, que queda apenas a media cuadra de aquí, el encargado de ventas me decía siempre lo mismo: y, no, esa es la capacidad total...así que ese otro tipo de archivos no se puede grabar.
Hace diez días fui, y me atendió otro chico; al preguntarle si no existía ninguna posibilidad de grabar archivos más pesados que esos, me contestó: Claro...el grabador de DVD...
Así que hace unos días ando enloquecida, como decía, recopilando en estos disquitos plateados TODA la información de mis ídolos...Sin ir más lejos, en el que tengo actualmente en la máquina, hay uno del Nano en un Tribunal Popular, en el que se hace un juicio a la prensa española, y el Nano es uno de los testigos; data de 1990; el recital que dio Chico en el '98 (As Cidades), y los distintos lugares en que se desarrolló; el recital de Chico del año pasado, Carioca, y el recital del Nano en su primera aparición en Barcelona, después de recuperarse de su enfermedad, en el teatro Grec...¡Un festival p'al ojo y p'al oído!!!!!!!!

domingo, 27 de enero de 2008

Va un viejo (y brevísimo) cuentito:

JUEGOS

El chico pasó el aro alrededor de su cuerpo. Una, dos, tres veces.
Después, se trepó a una escalera curva que conducía a ninguna parte. Puso el pie en el último peldaño. Mirando adelante, lo único que veía era el cielo abierto.
Aventuró un paso más: puso un pie en el siguiente peldaño, imaginario. Siguió hacia arriba, hasta que lo perdí de vista.

miércoles, 23 de enero de 2008

y ahora...

Un viento caliente sopla las esquirlas del atardecer.
Mi memoria insiste en sacrificar imágenes idílicas en aras de rescatar documentos históricos.
La noche dista mucho de asomar, todavía. De a poco se desvanecen los últimos restos de la siesta (tardía).
Un pájaro que no veo surca un cielo que me es ajeno, mientras las calesitas árabes giran en una plaza lejana, allá por la terminal.
En la otra punta de la ciudad, la vieja estación de ferrocarril desmaya su silueta con la tarde.
Chicos, chicos de todo tipo, montados a sus motos, caminando, en bicicleta, atraviesan mi campo visual una y otra vez.
Un cartel de "Se Alquila" me aburre de nuevo, desde la vereda de enfrente.
Ahora recuerdo que mañana tengo que pasar por el kiosco, a buscar la nueva entrega de una colección que le estoy regalando a la mamá de mis sobrinas.
La gente viene a casa, a menudo a contar que no empezó bien el año. Y como, en general, cuando uno lo empieza con "la pata izquierda", tiende a tomar eso como un vaticinio, hay que sacar oráculos de todo tipo para jurar y perjurar que no, que no será así, que a medida que se acerca el 2012 el planeta crece en conciencia, aunque no parezca, y que todo se revertirá rápidamente, con el correr de los días.
Todo sea por aportar elgrano de arena de cada día a la paz mundial, empezando por el microcosmos de la paz del vecindario...

domingo, 20 de enero de 2008

Serrat: Discurso introductorio a la canción "Señora". 2007, Teatro Argentino de La Plata.

sábado, 19 de enero de 2008

entonces...

Qué puedo decir que no haya dicho ya.
Qué resorte habré de tocar para que suene diferente.
Qué longitud de onda cambiará mi discurso por uno más fresco.
Dónde están las musas que a otros se brindan tan generosamente.
En qué lugar recóndito de mi cerebro habrá quedado oculta la neurona que iniciaría la cadena que pondría en pie de guerra mi creatividad, en esta hora aciaga.
Por qué baúles habré de incursionar para extraer, impoluta, la perla de sabiduría que hará de esta entrada una entrada diferente, huyendo para siempre del malhadado rótulo de "una entrada más".
En qué idioma sugeriré las grafías necesarias para aportar algo nuevo a este reiterativo pandemonium de ¡lugares comunes!
La verdad es...que no lo sé.
De modo que me bato en retirada, con la esperanza de un mejor destino; por ejemplo, el que sin duda me depararán las sábanas cuando me escurra entre ellas a hacer la postergada siesta...
P.D.: Se ruega sinceridad; no me sienta bien el barroco, verdad?

miércoles, 16 de enero de 2008

cambiando de compact

Je suis en train d'ecouter un CD en français...(Traduzco: estoy escuchando un CD en francés).
Aznavour me cantaba, hace un ratito, nomás, "Femme, je vouis aime" (señora, la amo); "enmené moi au pays de marveille" (lléveme al país de las maravillas).
Y pensar que hace tantos años que quiero llevar a la gente al país de las maravillas...
Pero no hay caso, che. Todos se resisten desesperadamente. Bueno...casi todos...Ya he llevado a un par, en realidad, pero tuve que volver a buscar a los rezagados, a los que me oponen esta resistencia incomprensible, como si en verdad les gustara sufrir...
En fin: bien dicen que hay de todo en la viña del Señor.
Abientôt.

martes, 15 de enero de 2008

cuentito


Hoy me levanté de mi sarcófago.

Miré a mi alrededor.

El mundo entero había cambiado.

Las estructuras piramidales, tan propias de nuestra cultura, tan bellas, tan...sublimes, habían sido reemplazadas por unos toscos edificios de fachada rectangular.

La cruz Anx, tan entrañablemente nuestra, ya no estaba aquí; ahora ocupaban su lugar un montón de símbolos extraños, en apariencia agresivos, que distaban mucho de aquello que, cuando me dormí en mi tumba, nos movilizaba.

Las paredes ya no estaban adornadas con jeroglíficos. Ahora había, en las calles, una suerte de anuncios, creo, a los que alguien que encontré por allí mencionó como carteles.

Dijeron que era para incentivar el comercio...

Ya no se construyen cosas por su valor estético o simbólico, según he comprobado. Ahora la idea es aturdir los sentidos...

?Para qué? ¿Para perder la percepción de lo bello, lo justo y lo bueno?

Creo que volveré al sarcófago, y entonces sí; dejaré antes, escrita en su superficie, la expresa orden de que no se me moleste hasta que hayan pasado cien generaciones más.

lunes, 14 de enero de 2008

porque se me canta cantar



No entienden.

No entienden que sos feliz con el mero hecho de poder expresarte.

Que cuando uno ha pasado largas temporadas en la cárcel de sus propios miedos, un atisbo de libertad basta y sobra para ponerse a bailar en una pata.

Pero no entienden.

Entonces te bombardean con preguntas sobre tu "móvil": qué buscás. Si fama, o dinero, o andá-a- saber- qué. Y vos te cansás de oír (o leer) las mismas estúpidas preguntas repetidas hasta el hartazgo.

Y les contestás que sí, un día cualquiera. ¿Fama? Sí. That's it. Quiero fama. ¿Dinero? Claro, por qué iba a movilizarme si no creyera que hay dinero de por medio.

Y te hartás de la estupidez humana. Y te relaja enterarte de que nadie pueda entender que, sencillamente, expresarte te hace feliz. Aunque las mordazas sigan rondando. Aunque en todas partes te aparezca una cara querida con el índice sobre los labios, y con cara de enfermero te diga en oficio mudo que hagas silencio.

Aunque sepas que hablar suele ser imprudente.

Qué va a hacer. No todos los días a una le sueltan la cadena...Si tengo este espacio, si gozo del enorme placer de decir acá lo que quiero, voy a seguir diciendo esto, esto que vengo diciendo desde hace casi veinte años: que no cambio por absolutamente nada el enorme disfrute de abrir mi página y poner aquí lo que se me canta...porque, como dice la canción, se me canta "cantar".

domingo, 13 de enero de 2008

Aquí va otro

En tu barco chiquito,
en tu nube de encuentros,
un aliento mestizo
surca mares de cuentos.
En mi rosa blindada,
en mi labio sellado,
mil tormentas en calma
ponen fin a un reinado.
En tus dedos maestros,
en tu tacto-semilla,
una escuela de versos
engalana mi risa.
Más en tu frente alta
que en mi anhelo secreto
una lluvia de besos
se destapa en concierto.

viernes, 11 de enero de 2008

Hoy va de poema:

Llegó el remanso azul.
Vuelan canciones.
En el baúl en cruz
de los gorriones,
donde guardo futuros
repasados,
donde estiro pasados
inauditos,
donde les cuelgo el sayo
a los benditos
y especulo castigos
a leones,
hoy fulge amanecer
de canto y coplas,
hoy se engancha el ayer
al lavarropas,
hoy se pisa el cordón
el delincuente,
y se cae, y se caen
los dementes
en un abrir-cerrar
de nubes fuertes,
con místicos vestidos
de algodón.
Hoy es nueva la aurora.
No parece
un cuento repetido que le crece
al horizonte añil.
Hoy ni el alfil
demora la jugada;
hoy es nueva la cara
que le estrena
mi canción,
a los postes y a las penas
de bandoneón ajeno
y propias musas.
Hoy se esconden
y vencen, las excusas
cantando un tango vil,
desaforado
como las golondrinas del pasado
que no importan oscuras
ni volvientes.
Hoy en el vientre de tu voz
yo esgrimo
mi cincel de arrabales
y de limo,
enumerando coces solidarias
para mandar al fin
a funerarias
a cada mal agüero del destino.
Hoy, que quiero tomarte,
tomo el vino
que generosamente me regala
tu bodega de vítores,
aplausos,
tu bodega de sol
y de uvas negras.
Hoy, que ruge la tierra
un aleluya,
se achican las veredas
de la angustia
y aparece la calma
en una esquina.
Hoy, que es fiesta
de encuentros y señales
tiraré por la ventana
todos y cada uno
de los males
al desierto de ayer,
y de este roce
entre tu vino
mojando mi garganta
y yo, la yegua cósmica
con coces en camino,
brotará una vez más el desatino
de regalar mis rosas
al maleante
que me robó el amor,
como si antes
sólo fueran ensayos,
borradores,
de esta tibia verdad,
que mil amores
dibujan en mi pecho
de neón.

miércoles, 9 de enero de 2008

Acá va "Per Construir un Bell Somni" (Para Construir un Bello Sueño). Está en catalán, pero estoy segura de que si prestan atención la van a entender. Es hermosísima.




lunes, 7 de enero de 2008

Jor

Pensaba no volver a escribir en este blog.
Pero hoy decidí que quizás, con viento a favor, un astronauta me lea y decida venir a rescatarme.
De modo que aquí estoy, otra vez.
Esta tarde estuve con Jor, hablando de mis aventuras rosarinas.
Nos reímos a pata suelta durante tres horas, hasta que a mí me agarró la veta trágica y decidí empezar a contar mis desventuras.
Fue allí donde Jor empezó a dormirse, y entre bostezo y bostezo, hacer alguna acotación pertinente con la media neurona que le quedaba en pie.
Jor es la hija de una amiga, que es más amiga mía que la madre, en realidad. Está por recibirse de médica, pero eso no quita que baile flamenco, aprenda numerología y tarot, y se interese por absolutamente todo. Rara avis, si las hay, dado que ene sa facultad todo el mundo parece (o al menos parecía, hasta hace unos años) cortado por la misma -aburrida- tijera. Es por eso, precisamente, que la quiero tanto.
A domani, o até logo, o hasta quién-sabe-cuándo.

viernes, 4 de enero de 2008

Basta

Estoy harta. Al fin he comprendido que no tiene sentido que me exprese: de todos modos, nadie me escuchará.
Como la Casandra de la mitología, no sé qué estúpido Apolo me ha condenado, desde hace ya muchos veranos, muchos, muchos, tantos, que no me caben en el pecho la bronca y la impotencia, a carecer del don de la persuasión; por más que vea, que pueda ver (soy alevosamente miope), nadie verá lo que yo veo, nadie escuchará lo que yo escucho, nadie sentirá lo que yo siento.
Estoy tan horrendamente SOLA en este mundo de cartón, que si los extraterrestres existen verdaderamente, y, ya que aquí nadie me escucha, alguno de ellos me escuchara, les pido que vengan con urgencia a buscarme, pero ya no para llevarme a Alfa del Centauro, que de todos modos es la estrella más cercana, sino más allá de Casiopea, la estrella de Silvio, porque, como él, llevo más de un millón de años dando coordenadas, pero nadie contesta a mi llamada. ¿Será que me he quedado sin hogar?

jueves, 3 de enero de 2008

Bienaventuranza

Quiero decirte nada, pero lo digo todo.
Centauro de los montes, caballito del sol.
Quiero esconderme, apenas, en tus manos maestras,
y dejar que la orquesta nos toque un rock and roll.
Quiero subir despacio la cuesta de las ganas,
y entonar una nana para que duermas vos.
Mientras canto canciones de los labios adentro;
se sabe ya, no entono, ni afino, ni aledaños.
El rumor que los años nos fueron deparando
crece en mi oído, y siembra una lluvia de cantos.
La verdad de tu risa, esa ignota viajera
que derrumba quimeras y concreta utopías,
me cuenta que no es frío que bese los espejos,
el grabador, la radio, la tele, lo que sea;
porque vos y tu modo de comprenderlo todo
abarcan mi locura con magistral paciencia,
y recibo la herencia de tu vista ciclópea,
dejando, gota a gota, caer lágrimas honestas.
Para filtrarnos siempre el amor, por encima
de los pozos oscuros y la Ciudad de Oz.
Porque te quiero a ti, y no hay remedio,
elevo esta cantata de un sano corazón.

miércoles, 2 de enero de 2008

...

No me importa nada que digan que soy ingenua. Que a los cuarenta y pico ya no da para ingenuidades. No me importa nada.
Seguiré asombrándome y curioseando, preguntándome y descubriendo toda mi vida. ¿Para qué cuernos estamos acá, si no es para aprender y disfrutar? ¿Que qué? ¿Que estamos, por ejemplo, para pasar hambre? ¿Para hacer la guerra? ¿Para ganar el pan con el sudor de nuestra frente? Patrañas. Si se repartiera un poco, apenas un poco mejor la torta que disfrutan cuatro o cinco, nadie pasaría hambre, ni haría la guerra, ni "ganaría el pan con el sudor de su frente".
Y nadie agarraría de boluda a una mina como yo, que se cree todo lo que le cuentan y se toma todo a pecho sencillamente porque le cuesta entender que alguien, otro alguien (u otros "álguienes") eche a rodar algo con la mera intención de divertirse barato. Aunque eso implique, por ejemplo, echar a rodar la cabeza de una.

martes, 1 de enero de 2008

Madrugada. Martes 1º, 2008.

De vuelta de penumbras y de ocasos,
girando en el tiovivo de la infancia,
encendida de lunas esmeralda,
buscando un trashumante en el camino,
corriendo tras las huellas del instinto
al camposanto de los comedidos,
paseando duermevelas en carroza,
fantaseando con la nave nodriza,
encuentro extraterrestremente a los terráqueos,
me asombro de su asombro simulado.
Me cuento una historieta con atraso,
me mofo del gran Burlador enano.
Me subo a dos mil árboles atletas,
me deslizo por lianas de susurros,
y me río, y me río, aunque vos rías,
de lo barato que te salió este curro.
Me agendo tu cumpleaños en un puño,
para ir a estampártelo en la cara.
Me nutro del doblez de tu mirada,
y me esfuerzo por siglos de segundos.
Será lo que ha de ser, y aunque no seas
ni el Principito (Exupéry llora), ni la Virgen del Carmen,
ni aquella carmelita en traje sobrio,
aquella carmelita tan calzada,
que me estampó de golpe su mirada,
creyendo, creo, que me intimidaba,
aunque no seas nadie, ni seas nada
(ya ves: colecciono nadies, nadas),
aunque creas que sos lo que un día fuiste,
patético bufón en camiseta,
tus tretas de gerente del orgasmo
no pasman ni un centímetro mi tinta.
Y me muevo, y se mueven los corsarios,
y se quiebra tu luna, y no mi luna,
y se muere un gorrión que no madruga,
y se desdice un ángel rezagado,
mientras yo te lo firmo, y lo confirmo:
todo vuelve; la rueda gira y gira,
y en el saco en que guardás tu alforja
no hay espacio para un billete nuevo:
el billete de avión hacia mi isla.