Loading...

martes, 28 de abril de 2009

para vos, mi sol

No me importa cuántas cimas tengamos que alcanzar todavía.
Ni cuántos papelones más haré, mientras te busco.
No me importa el color de los inviernos,
ni las noches cerradas,
ni la agonía del mundo.
Si vos estás, no falta nada.
Si vos estás, no hay traba,
obstáculo, trampa ni broma
que logre impedirnos el encuentro.
Si vos estás, el mal está resuelto.
No hacen falta cortinas, ni tapones,
ni cloacas, para tapar la mugre.
Porque con vos brillando
por encima del lodo,
no hay suciedad que aguante,
no hay caminos cerrados.
Porque con vos latiendo
tu cariño a la Vida
los asesinos mueren
su odio moribundo
y el mundo resucita
cuando escucha tu risa.

sábado, 25 de abril de 2009

viene de caricia

Y me peleo con vos,te desafío,
de una tonta manera,de una manera niña.
Porque me cuesta creerme, todavía,
esa mansa ternura,esa verdad alerta.
Anduve como pude los caminos
del deseo, el amor y el desengaño.
Trepé por laberintos de ilusiones,
me sumergí en el barro de los años.
Entonces, esta risa que me sube,
a solas, más allá de las entrañas,
tropieza con mis viejas resistencias,
el miedo al abandono, el desamor;
y extrae un barro espeso de mis huesos,
del jugo turbio de mis emociones.
Es entonces cuando lucho y protesto.
Te ataco, ¡vaya forma de atacarme!
Para caer después, exhausta, loca,
en el manso remanso de tu boca,
que hasta cuando me hiere está cuidando
lo que no sé cuidar por cuenta propia;
que hasta cuando me increpa está mimando
lo que nadie mimara como vos.

viernes, 24 de abril de 2009

canto

Habrá una aurora en el planeta.
A pesar de los pesares. Y del dengue. Y de otras plagas menos ostentosas.
Habrá una aurora en el planeta.
Cuando la vacuidad del instante presente revele ese vacío a todas luces.
Cuando la nada de tanta vidriera se ría de sus mentores.
Cuando esté madura la semilla del tiempo.
Cuando no falten brazos, ni sobren silencios.
Entonces sí: habrá una aurora en el planeta, y los ruegos que tantos alzaran al cielo tocarán tierra firme, trasmutados en vivencias concretas.
Ya se pasó el momento más álgido de la noche planetaria. Ya caducó el auge de respuestas vacías. Ya han hecho su agosto los vendedores de ilusiones.
Y el alivio no llega.
Pero habrá una aurora en el planeta.
Miles de chicos índigo, nacidos sabios, más allá del prejuicio, y en señal de los tiempos, atestiguan sus sueños, montados en la flecha que ha de llevarlos lejos, a concretar quimeras.
Todo está listo, aunque no lo parezca. La comida está pronta y la mesa servida, para la gran fiesta.
Los que queden afuera...bueno: no han aprendido todavía a abrir amplios los brazos y rifar alegrías. No saben todavía que se es CON el otro, y no a expensas de él. No han aprendido todavía lo que la Naturaleza nos enseña, con tanta paciencia, desde hace milenios: que la esencia de la vida es DAR, y que dando y compartiendo se diluyen fronteras, se derrocan misterios, se superan las pesadillas, se construyen los sueños.

jueves, 23 de abril de 2009

"Romance de Curro el Palmo".
El Nanito Sol y Ale Sanz.
Una joyita.



miércoles, 22 de abril de 2009

pour toi

Y cuando todas las luces parecen apagarse, cuando nadie llama, cuando el silencio es una hoja filosa que me roza la cara, amenazante, cuando se cortan todos los contactos, cuando aquel hilo delgado que unía mi vida a las otras vidas, a los otros brazos, aparece cortado; cuando nada más queda, salvo este suspenso entre dos respiraciones, este grito contenido que quisiera llamar al mundo y convocarlo, pero nadie escucha, todos los teléfonos me dan ocupado...cuando todo eso pasa, cuando mi sed de gente se consume a sí misma en una agonía muda, es en esos momentos de impasse y misterio, de adiós y silencio, de nada palpable, que tu voz me inunda como una balada, navega, secreta, las aguas de mi nada; y entonces resurjo, y nada me importa; ni mi grito estéril, ni la convocatoria que no convocó a nadie, ni los miles de puertas cerradas en mi cara, ni esta prédica en el desierto que lleva dos décadas de vientos sin pausa.
Aunque me pelees, aunque me busques siempre el lado flaco y revuelvas a conciencia mi herida más frágil, aunque tu sarcasmo me destripe entera jugando a salvarme, sos y serás siempre ese puerto manso que invita a quedarse.
Aunque desparrames tu canto en el mundo; aunque seas el pájaro, y yo apenas, la rama; aunque tu caricia me cueste más cara que mi tozudez; aunque sea la loca que canta tu nombre cuando todos callan; aunque me despierte sola de tu abrazo; aunque nieve siempre en otros tejados, las tardes de marzo; aunque me abandones cotidianamente, dejándome sola, conmigo y mi rabia; aunque seas el viento que agita mi llama, te seguiré dando ríos de palabras, ungidas de besos que toquen tu cara, duende de mis siestas, mi mago secreto, arcoiris del alma.
Porque escapo y vuelvo, siempre, hasta tus pasos. Porque el derrotero que me vas marcando abarca el planeta. Porque en esta siembra no hay perdedores, ni mitos, ni monstruos, ni murallas viejas.
Porque en el deseo de un mundo más justo se hunde nuestra huella.
Y estás, aunque a veces te escondas un rato. O hasta me torees con el paño rojo, de orilla a orilla, del mar a mi asombro.
Y estás. Y estás siempre. Cuando todo falta. Cuando nadie escucha. Cuando los cartuchos que gasté tiroteando fantasmas se agolpan, inútiles, al pie de mi cama. Cuando nace el día. Cuando muere el año. Cuando las caricias son puentes secretos de un secreto orgasmo. Cuando llueven flores. Cuando alzo la vista y una nube gorda dibuja un ccorazón en la estela del avión a chorro que pasa volando. Cuando sos la magia.
Estás. Estás siempre. Bendigo tus alas.

lunes, 20 de abril de 2009

¿decías?

Si hubiera soñado con un padre
que le pusiera límite al delirio,
si hubiera fantaseado un parricidio
que no dejara dudas de autoría,
si hubiera pergeñado algún silencio
a la espera de que la roca hablara,
no sería tan diáfano el presente
ni tan amplio, ni tan beso en la cara
como esta epifanía que me muestra
la verdad de mi vieja adolescencia;
las cuentas que no pagó la vida
cuando la adolescencia me salteó;
o el canto de cigarras en la noche,
mientras fumo el final pucho del día,
mintiéndome que no habrá más en mi vida,
mintiéndome que soy inmortal, yo.
Si hubiera deambulado por el mundo
en busca de la última verdad,
si hubiera registrado este segundo
apenas como un segundo más;
si hubiera cancelado el almanaque
creyendo cancelar así las deudas,
si hubiera destapado mi destape
para que me enjuiciaran los vecinos,
no sabría de juicios ni de deudas,
ni de viajes, ni de segundos idos.
No sabría del hilo de la noche
tejiéndole una colcha a mi destino.
Ni sabría la ausencia de las flores,
ni el grito sin razón que me asesina.
No me quejo. Obtuve lo que puse
de empeño, de pasión, de resistencia.
Ahora falta sólo el juez que juzgue
porqué me es tan cara la insolencia.

jueves, 16 de abril de 2009

Y llegarán los tiempos en que sabios y eruditos, profetas y entendidos se miren al espejo y no encuentren su imagen.
Porque se habrá esfumado, sumida en vanidades que barrieron sus nombres.
Será entonces el día en que no tendrán otra que mirar para adentro, y ese feo muñeco henchido de nada que alimentaron tanto y del que hicieron uso y abuso por milenios, escupirá sus caras, burlándose del fatuo batniz de la importancia.
Muchos mansos poetas han esculpido frases que ilustran lo que digo.
Pero viene a mi mente, clara, viva, rotunda, la estrofa de Los Beatles que mimara tranquila aquellos años duros en que el fin de la magia enchastraba mi vida.
Y como sigue y sigue, martilleando, con ganas, la dejo para ustedes, y recobro la calma:

"No hay nada que puedas hacer
que no pueda ser hecho.
Nadie a quien puedas salvar
que no pueda ser salvado.
Todo lo que necesitas es amor,
TODO lo que necesitas es AMOR,
AMOR es todo lo que necesitas".

martes, 14 de abril de 2009

"Mi" canción de "Mô", el último disco del Nano: El Teu Angel de la Guarda.
Va la traducción.



Tu Ángel de la Guarda

Como el viejo farero
que, con linterna de fuego, contra el viento,
barre la mar negra, encendiendo
las noches sin luna

yo tengo encendido un faro
para llevarte a salvo donde halles amparo,
para que no te trague la mar
y te respeten las olas.

No sea que la mar le dé miedo
a tu ángel de la guarda.

Como el guardabarrera del paso a nivel
que, celoso,
espera el tren que pasa veloz
levantando polvareda,
y balanceando el farol
agradece el silbato delamigo
que por caminos de hierro y de noche
huye sin mirar atrás.

Como el guardabarrera
del paso a nivel, que, celoso,
espera el tren que pasa veloz
levantando polvareda,

vigilo con celo de amante
que nada detenga tu camino franco
y llegues sin tropiezo alguno
donde la vida te espera.

No sea que el camino le de miedo
a tu ángel de la guarda.

Como el sereno que,
cargado con un manojo de llaves
velaba por el silencio y la paz
del barrio que dormía,
y diligente acudía,
golpeando el chuzo (?), al reclamo
del vecino que daba palmas,
a abrir la portería.

Como el sereno que,
cargado con un manojo de llaves,
velaba por el silencio y la paz
del barrio que dormía,

piensa que siempre estoy,
a toda hora y en cualquier lugar,
sólo llámame y lo dejaré todo
para hacerte compañía.

No sea que la noche le dé miedo
a tu ángel de la guarda.

domingo, 12 de abril de 2009

en estas pascuas


No necesito nada más
que tu mano de viento.
No busco vellocinos en la niebla,
ni fama y gloria,
ni reconocimiento.
No ansío puentes
que seduzcan la aurora,
ni monumentos,
ni laureles firmes.
No persigo las nubes
por atrapar las lluvias,
ni observo cataclismos
por conjurar eclipses.
No me importa, te dije,
no me importa
qué preclaro maestro
dictamine insanía,
ni la condena unánime,
ni el tribunal sagrado,
ni la mano de barro
que buscó estrangularme.
Si tu risa me toca
no tengo pesadillas.
Si tu canto me alcanza,
no tengo soledades.
La pupila del sueño
se despierta redonda,
hurgando en tu caricia
la verdad de las cosas.
Y todo lo que digan
y la mirada pública
y el fervor de las hachas
talándome las alas
son apenas cenizas
de un tiempo que se escapa,
moribundo el recuerdo,
milagro de tus ganas.

viernes, 10 de abril de 2009

retorno a la paz

Después de encontrar culpables
por todas partes,
después de haber sumergido mi conciencia
en los lodos del odio y el desprecio,
de haber ejecutado las sentencias
a todos los sentados
en el banquillo de mis miedos;
después de haber recorrido cielo y tierra,
después de haber
naufragado en el infierno,
después del debe y el haber,
de los dimes y diretes,
de la lengua popular
y de las bífidas,
reposo en el remanso del olvido,
asumo la verdad de mis locuras,
ejerzo el qué dirán sin decir nada,
remonto el río de los desacatos.
Y encuentro un pez dorado que navega
por aguas mansas, una vez halladas.
Y pinto mi arcoiris nuevamente,
aunque ayer era negro, decadente.
Sublimo la razón de sinrazones,
esgrimo el más acá del comentario.
Extirpo la raíz de los calvarios.
Y elevo mi plegaria hacia la luna.

sábado, 4 de abril de 2009

miércoles, 1 de abril de 2009

Leite Derramado

Del nuevo libro de Chico Buarque, "Leche Derramada".

"Quem tenha ouvidos, ouça. Quem possa ver , que veja".