Loading...

lunes, 30 de noviembre de 2009

adivinen a quién...

Viniste de escalar el universo,
montaste en bicicleta hasta la Luna,
les hiciste el verso a las estrellas,
te escapaste del canto de sirenas.
Con pena abandonaste las montañas,
con gana te zambulliste en los mares.
Trepaste en silencio las edades,
cantaste sin descanso al nuevo día.
Un día te escapaste de mil cárceles,
la noche te agujereó cada razón.
Engañaste a la prensa sin empacho,
abajo del escenario estaba Dios.
Jugaste a las monedas sin los chinos;
emparentaste al rico y al esclavo.
Vestiste de mamarracho a los solemnes,
jugaste a rescatar cada quimera.
Mataste el aburrido aburrimiento
a fuerza de poesía de la buena.
Hoy te busco, y no estás. ¿Dónde se queda
tanta buena manera de encantarme?
El encanto se queda, aunque estés lejos,
escondido en cada mancha del espejo.
El encanto te llama, y yo no dejo
de pensarte con arte en cada pausa.

sábado, 28 de noviembre de 2009

divagando

Si me das cuerda, te cuento que mi trompo tiene un uso limitado. Que se caen los sueños de costado mientras yo me ilusiono con cortinas. Que entre bambalinas se cuecen las historias que guardo entre los dientes cuando asoman los inocentes de la peli ésta, donde cada romance es una encuesta y cada concreción un simulacro. Donde se venden viejos los estrenos y se echa de menos al novato. Donde cualquier rumor es desacato y cada conquista una derrota. Donde piden permiso los piratas y las monjas se casan con herejes, para engañarlos luego con grumetes que montan cuadros surrealistas en los trenes. Porque ha de haber razones para que todos los sinsentidos suenen bien. Y verdades a mares que destrocen señales convenidas hace dos mil años. Si volver al rebaño significa hacer la buena letra del guión, a mí me cuadra el revés de la función y este paso de último peldaño.

viernes, 27 de noviembre de 2009

El gran Chico Buarque con el Trio Esperança, cantando la versión más intimista de Oh Que Será. Una delicia.



miércoles, 25 de noviembre de 2009

¿te digo?


Flotan con aire de misterio las ondas que van de tu cuerpo al mío, intuyendo un camino compartido y sellando las razones de la ofrenda.

Sube del suelo al cielo un aleluya que se mezcla con sones de otras marchas, con tambores de risa y vientos de gloria, con cuerdas no tan cuerdas y con pianos.
Se asemejan al arcano que juntara hace ya veinte años tu voz con mi oído, desvelando los brazos de Cupido y confesando saltos.
Tanto da que sea mío o que sea tuyo el orgullo que nos mantiene lejos; bien sabemos los dos, que, aunque más viejos, cerca es la palabra verdadera.
Si no cuadra, o no llega por entero, es que hay vicio en el aire que transmite tu voz rotunda y nueva cada día, a mi oído tan virgen de caricias.
Por decirte que no, por estudiarte, como si no lo hubiera ya aprendido, con tan sólo mirarte, y hace tanto, por decirte que no, el orgullo mío se deshace de insensatez y frío.
Si no quiero quererte, da lo mismo; porque te quiero igual, aunque no quiera. Y aun cuando quisiera otro destino, mi camino termina en esas huellas.

lunes, 23 de noviembre de 2009

para vos

Donde la tierra grita

surge tu flama,
luz de cabezas tristes,
verbo que ama.
Donde mi pulso tiembla
fluye tu río,
manto de manos tiernas,
ay, sueño mío.
Donde tu voz se calla
surge la ofrenda
de tu mano de mago
para mis vendas.
Vendas de no mirarte
porque te miro,
manos de así tocarte,
duende del río.
Luz de tu piel de seda,
pan de tu boca,
cauce de río que lleva
mi risa loca.

viernes, 20 de noviembre de 2009

un poema

Sin saber qué decir, miro el vacío.

Y por entre los agujeros de la página
emerge una palabra, blanda, propia,
que se mete a jugar con los cristales.
Cristales de palabras repetidas,
estrofas de unos versos ya cansados,
repeticiones harto indecorosas
de versos a trasmano.
Ella aparece así, sin previo aviso.
Se asoma entre los punto y las comas,
esquiva ecos y palabras mustias.
Se introduce por todas las rendijas
y destierra la angustia.
Me nace un poema leve, inesperado;
me nace algún poema no invitado.
Y muchos más me nacen, y me crece
una comunidad de repatriados.

lunes, 16 de noviembre de 2009

esta tarde...

Escucho a Jacques Higelin e Isabelle Adjani cantando Ya no puedo decir te amo: "si la solitude te peine/ est qu'un ami t'a oublié/ tu peut toujour compter sur moi".

Hay, en el trasfondo de mis días, por debajo de las capas de euforia o de rabia, una melancolía que lo trasciende todo, una vaga sensación de paraíso perdido que impregna cada mirada, cada silencio y cada risotada.
Hay, más allá de los acuerdos y desacuerdos, de la belicosidad y dela convergencia, un resto de sal de playa abandonada, una comisión de sonrisas no cobrada, un aletear de un pájaro remoto, un zigzag de bienvenida y despedida que lo consume todo.
Hay, por encima de la bruma y de la lluvia, más allá de la última esquina doblada, a contracara del encare postrero, un hálito que susurra y ahora qué en una lengua secreta, una lengua que hablan los duendes y las hadas, una lengua que no traspone el muro de los convencionalismos sin sentirse subversiva y estridente, elocuente y descarada, salvaje y nueva. Hay, detrás de las caras complacientes, un instinto que te llama a viva voz.

sábado, 14 de noviembre de 2009

poemando...

Erizada de signos y de enigmas,
puesta a pensar en una caja gris,
sorprendida por saltos de serpientes,
asustada un ratito, nada mis,
acuño conjeturas de película,
preguntas sin respuesta conocida,
bufones que hacen reír a un muerto
y carcajadas para las heridas.
Blasfemos padrenuestros de políticos,
invento asaltos para los esclavos,
firmo papeles sueltos que regalo
y espío si esta vez, másde lo mismo.
Sonrío a los enjutos funcionarios,
enchufo cables nuevos en las mentes,
dirijo una comparsa en un armario
y me zambullo entera en esta fuente.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

aquí estoy


Aquí estoy, domando timideces enquistadas, asomándome de a poco a la vida de los otros, ésa que estoy tanto más acostumbrada a imaginar que a averiguar...Aquí estoy, haciendo afirmaciones que, por momentos, no me convencen ni a mí, pro dale que va, dicen que finalmente funciona...
Aquí estoy, empezando de nuevo, otra vez, esta enésima vez en una vida que siempre esá en sus comienzos.
Aquí estoy, reconociéndome en los saberes y los lugares comunes del placer, rechazando o esquivando en lo posible todo aquello que no me hace feliz.
Aquí estoy, aprendiendo a nombrar cada cosa con un nombre nuevo, un nombre inventado para la ocasión. Porque esto es la vida: una hoja en blanco cada nuevo día.

domingo, 8 de noviembre de 2009

meditando en domingo

Navegando por las playas de mi mente, me encontré con el amor. Y después de haber teorizado (y practicado) durante años cosas que no pasaban de ser sus sustitutos, creo que al fin encuentro alguna verdad más consistente.

Me puse a pensar por qué amo a quien amo, y llegué a la conclusión de que, si no nos uniera una misma causa, si no compartiéramos esa visión sobre el mundo, probablemente no me uniría a él nada más de lo que puede unirme a mi vecino o al farmacéutico de enfrente.
Es esa mirada en la misma dirección, y no la mirada recíproca, la que le da al amor su sentido.. Y es quizás también por eso que las uniones fracasan con tanta frecuencia: se aburren de tanto mirarse el uno al otro, y cuando apartan la vista e intentan mirar hacia un mismo punto, se encuentran con que uno de los dos se siente atraído por el Este, mientras el otro muere por dirigir su vista hacia el Oeste. Por allí no, chicos; no es por ahí. El punto es el enfoque al unísono, no el enfoque recíproco...

sábado, 7 de noviembre de 2009

poemita en sábado

Etapas que se caen,

fronteras que se besan,
un arlequín desnudo
en el palier.
Ratones que no cazan,
milagros que demoran
más que ayer.
Luna de los suburbios,
ciruja con estudios,
¡hay que ver!
Partidas y reencuentros,
el ruiseñor del verso
va a volver.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

para que vuelva el verde

Dioses de la lluvia,

nutran nuestro suelo,
que agoniza inmóvil
desde tiempo ha.
Dioses de la lluvia,
apiádense juntos
de esta tierra mía
sin fertilidad.
Dioses del consenso,
júntense y decidan
llover la Argentina
hasta Navidad.
Dioses, que se cae
el hombre en mi tierra
por la sed que crece
y no sacia más.

martes, 3 de noviembre de 2009

regalito

El escozor del trueno que no recorre orillas se muda del silencio al grito más humano, mientras teje la noche un manto de caricias para arropar al miedo que brota de las manos.
La luna tiritando ausencias consentidas se vuelve una esmeralda desteñida en la aurora, y el paso de los chicos en una caravana confunde la mañana que pasó el otro día.
Si viniera, vendría, pero no vengo nada; me quedo allá, en silencio, sin contarte mi alma. Porque vos no quisiste que te la revelara, y ella estaba desnuda, esperando tu asalto. Porque vos no quisiste que tocaran clarines anunciando la hora en que despierta el sueño, y se expande e invade todos los domicilios, y se moja y se vierte en anhelos sin dueño.
Será como una orquesta el canto de los grillos cuando te acerques solo, a mi costa de arena. Y seré la sirena que mueve lac ampana anunciando que cierra el tiempo de las ganas.

lunes, 2 de noviembre de 2009

ahora

Ahora es tan rico,
tan fresco, tan nuevo
que todos los antes
le quedan chiquitos.
Ahora es tan blanco,
tan todo, tan siempre,
que mañana mismo
se me habrá olvidado.
Ahora es tan mago,
tan frágil, tan cierto,
que de tanto ahora
para qué descanso.