Loading...

miércoles, 30 de junio de 2010

hoy te propongo...

Caer de nuevo en la cuenta de que el mundo es una fiesta. Y disfrutar, disfrutar, disfrutar...aunque vengan degollando.
Entender de repente el entreacto entre la tragedia y la comedia; remar por esa minúscula rendija hasta captar los matices de los peces más extraños. Y pescar margaritas en el fondo del río. Margaritas mojadas de agua dulce con pétalos del color de todas las paletas.
Enfriar dinosaurios con un solo bostezo.
Reclamar a la tarde el desliz de la aurora y el insulto del atardecer.
Hojear guías telefónicas con los ojos cerrados, hasta sentir el impulso en la punta de los dedos y apuntar a ese número: justo, a ése. El del señor que llamaremos a continuación y que desde hoy se convertirá en nuestro segundo mejor amigo.
Cantar "Singing in the rain" en esta tarde de sol, hasta provocar a todas las nubes visibles en el horizonte a llover tupidito. Y entonces...ah, entonces...¡bailar, también!

martes, 29 de junio de 2010

con frío, para vos

Te pienso en el bar.
El frío taladra toda piel.
Cuando recuerdo aquel
pensa que sempre hi soc
súbitamente sé
que no necesito añorarte,
ni preguntarme si,
ni siquiera extrañarte.
Súbitamente sé
que las flores que veo
en todas las plazas
en que otros humanos
ven naturaleza muerta,
las has plantado vos,
en el centro de mis ojos,
en el centro de mi pecho,
en el centro de mi alma.
Y si digo te quiero
y parece trillado
vos bien sabés que he dado
la vuelta a este planeta
buscando la receta
para esquivar tu abrazo.
Y he caído de bruces
en tus brazos abiertos,
que me guiñan que mienten
mientras gritan que es cierto.

miércoles, 23 de junio de 2010

nueva historia

Húmeda de sal, la marea vuelve.
Trae ostras que se fueron, trae guijarros.
Arriba, las nubes se cierran
sobre un cielo que alguna vez fue azul.
Lejos, el monte cuenta
historias de invasores y de carros,
de navidades muertas
al albur.
Las calles susurran cuentos
de valentías que no fueron,
de monstruos sagrados,
de viejos cacharros.
Una pena sin pena
vaga por las arenas
con la luz.
Y decreta que es tiempo de nueva siembra,
de volver a patear el tarro,
de dejar en la historia vieja
ese aroma gastado a blues.

lunes, 21 de junio de 2010

sábado, 19 de junio de 2010

Y ando volando en cuotas por distintos escenarios, mirándome el invierno como quien ve espejismos, sintiendo primaveras en cada árbol desnudo, cantando tonaditas con el pájaro ausente.
Y ando...adivinando estrellas tras el manto de nubes, enarbolando flores por sobre hojas secas, bailando valsecitos en la calle vacía, reinventando los mitos en cada esquina suelta.
Y ando...lloviéndome de risa mientras miro tu cara , la más perfecta y muda evocación de un ángel, cantando, desafinando, bailando, hasta nadando, por mares celestiales con peñascos de nubes...mientras llueve, o no, o hace lo que quiere, este tiempo tan viejo que no es el de mi alma, y yo lo miro quieta fingir el simulacro de algún nuevo día gris, mientras en mi pecho, callada, pero a gritos, la primavera estalla.

lunes, 14 de junio de 2010

autistically

Miro una carta: "Hermanita de la luna a mi hermanita de la Tierra". Autismo. Qué decir.
A veces me pregunto si no seré un tanto autista, también...siempre colgando de una estrella, siempre dialogando con el sol.
A veces me pregunto si a tanto eufórico cultor de la exposición pública a ultranza, a tanto careta que pulula por la tele cada vez con mayor temeridad, no le vendría bien una buena temporada de autismo, de ausentarse en alguna otra galaxia y dejar un poco en paz la vista, los oídos y las aletargadas neuronas de tanto televidente.

martes, 8 de junio de 2010

En el pasaje de la fantasía a la realidad, del me parece al tengo certeza, del haría al hice, hay como un suspenso de muerte, como un compás de desespera, como una latencia infinita.
En la suerte echada hay una sentencia de pongo la cuarta, las marchas atrás quedan definitiva, irremediablemente atrás, lejos, en un pasado que ya no hemos de mirar.
Del dicho al hecho hay multitud de matices que desaparecen para (una vez asumido el hecho) entrar a florecer en un color nuevo, en un universo diferente, en una dimensión distinta.
Del potencial al presente del indicativo hay una sensación de acabóse, de punto y aparte, de recta final.
El amor bendiga esa recta.