Loading...

miércoles, 1 de junio de 2011

SIGNOS ESTRELLADOS

Cuando todas las catedrales se caen,
cuando la baraja no nos da respiro,
cuando la soledad monta escenario
y se han muerto todos los Cupidos;
cuando caminamos tristes sobre el barro
y la niebla de ayer es de mañana;
cuando las cuentas caídas del rosario
no cuentan ni hasta tres;
cuando la luna se sume en una marea furiosa,
y el pasado es cada cosa
que no nos toca, y nos ve,
se me hace que no queda,
ni en la noche ni en la rosa,
demasiado carretel.
Cuando se han piantado todas
las virtudes del ocaso,
cuando la aurora es un fiasco
que no aparece ni es,
poco queda por decirles,
poca gente a quien amar;
es la mortaja del pobre,
ni un canto de calidad.