Loading...

viernes, 29 de junio de 2012

Entonces, aparece la incertidumbre. Las cartas adversas, los pronósticos erráticos. Las preguntas indiscretas de una moza que "se la creyó". Y yo hundiéndome en mil temores: que me veas muy vieja, que huyas a mejor puerto, que el juego se termine. Si es así, que pena. Qué pena, si es así.

miércoles, 27 de junio de 2012

Si me miro en tus ojos no hay historia, drama, tragedia que resista. No hay pasado, ni dolor, ni piedra. No hay ocaso, partida, ni miseria. Si me miro en tus ojos es con ellos que tejo todas las historias, toda la gloria, toda la comedia.

lunes, 25 de junio de 2012

Mirándote ir y venir... Después de un siglo en el desierto, la sintonía aparece. Naufragar en tu mirada... ¡Qué ahogo maravilloso! Correr detrás de tu rastro... Qué gloria de sensación! Gracias, gracias, GRACIAS por haberme resucitado con solo SER.

viernes, 22 de junio de 2012

Y de golpe un día explota todo lo que estuviste acumulando por años. Y tu soliloquio infinito alcanza súbita popularidad. Entonces, el rumiar fino de años de charlas con el espejo, esa única canción que compuso tu vida con el paso del tiempo, se vuelve estela luminosa, fuego artificial, insólita sinfonía.

martes, 19 de junio de 2012

...un día

Después de mucho andar, un día, de repente, todo parece encajar en su lugar. Ya no necesitamos intoxicarnos, por ejemplo. Con tabaco, con alcohol, con drogas, o con relaciones destructivas. Súbitamente podemos volver a hacer lo que siempre hicimos sin la carga de ansiedad que arrastrábamos con nosotros. Y no es que el cielo esté más despejado,no. Son nuestros ojos, que acaban de aprender a mirar de nuevo.

lunes, 18 de junio de 2012

sábado, 16 de junio de 2012

viernes, 15 de junio de 2012

lunes, 4 de junio de 2012

Pasan los días, pasan los meses, pasan los años. Y en ese eterno discurrir del tiempo, tantas veces, no pasa nada. Un revuelo de sangre joven vino a interrumpir mi letanía de amores imposibles. La ebullición de unos treinta y cinco años, parapetados detrás de una mirada franca y sin vueltas, tiró a la lona todas mis utopías amorosas. En pocos días empieza el invierno. Pero para mí la primavera acaba de llegar.