Loading...

jueves, 26 de abril de 2012

Nuevamente navegando... Sin pensar que dejaría en la costa la ganancia, me interné en el desierto, después de secar mi pies. Muchos años, muchos versos, muchas, muchas aventuras después, apareció un bosque espeso que parecía infinito. Me interné con mi carrito por entre montes y árboles. Se me cayó algún recuerdo, zozobré al pie del pasado, ni siquiera me avivaba de que todo eso era ayer. Hasta que, mucho más tarde, vislumbré una llanura. Flores, pastos, buena vibra para mi cansado yo. Entonces vino la gente; se agolpaban a mirarme, como si fuera de alguna galaxia por conocer. "Lo que hiciste ha sido heroico", me dijo uno de ellos. Pero si no he hecho más que caminar y caminar", protesté. Entonces, revelaron el porqué de esta aventura que me devolvía más vieja a laa civilización: "Cuando partiste, buscabas algo. Ahora que llegaste, podemos develarte la incógnita: este viaje te ha traído ...de vuelta a vos misma". Atónita, cansada, acepté de buen grado compartir el asado que me ofrecían.

martes, 24 de abril de 2012

Y habrán volado todos los pájaros de marzo. Y habrá finalizado el delirio de veinte años. Viejos serán los trapos que usé para cubrirme cuando era flaca y joven, cuando vos asomabas. Triste habrá sido el paso de tu fulgor a sombras, de tu largo irradiar a irradiarme las sobras. Tarde será quizás para enmendar la plana. Me cansé de esperar a comer tu manzana. Vos ya pronto te vas. Me retiro de escena. Que haya una novedad que¡al fin! sea nueva.