Loading...

jueves, 28 de agosto de 2008

hoy: un guiño al viento

Un día brillante de sol.

El viento, que seguramente no se llama sonda ni monzón ni con otra de las denominaciones conocidas, sino un viento puramente autóctono, venadense de cabo a rabo, y furioso como la suma de mil vientos, confunde el paisaje a menos que su percepción incluya el tacto. Porque es un día...tan, en apariencia, apacible...y, en realidad, tan violento, en su "quieta" belleza, que sólo saliendo a la calle te enterás del vendaval, del caos, del estrépito de hojas...de un otoño a destiempo...
Por eso, desde aquí, desde mi mirador de la puerta de vidrio, con la dulce voz de Caetano desgranando sílabas en portugués en la compactera, tengo una sensación irreal de primavera ya instalada, y mientras miro a la calle, con los ojos vacíos de preguntas, recuerdo que, hace diez minutos, estaba allí, y no sabía con qué manotazo frenar el revuelo de mi pelo.
Y mientras tanto..."vejo os lugares mais distantes, superhomem, supermosca, superhéroi"...u "o sol nao adivinha"...que o vento me exterminha, haha...

sábado, 23 de agosto de 2008

la charla

Vengo de la primera charla pública de Mati.

Ya había hablado ante grupos de diez, doce personas, y se manejaba como pez en el agua. Pero hoy estaba un poquito nervioso, porque los asistente eran alrededor de ochenta.
Ana María Frallicciardi, que vino de Capilla del Monte para esta ocasión, y que tiene una página en Internet, www.aguilaazul.com, es la persona que, a través de la EMF Balancing, equilibró las energías de Matías, algo desconcertadas de tanto tener que moverse entre humanos... Fue ella quien, precisamente, introdujo la charla.
Mati siempre prefiere que le hagan preguntas, porque es tanta la información que abarrota esa cabecita, que las preguntas la ayudan a ordenarse.
De manera que, cuando tuvo que empezar, planteó eso, y la charla se desarrolló entonces a partir de las preguntas del público.
Una delicia. Mati, como siempre, tan sólido como cósmico, dando cátedra de cómo ser un niño índigo y no morir en el intento.
Yo no sé si entrás por acá, pero, por si las moscas, vayan nuevamente mis FELICITACIONES, nuestro solcito venadense.

miércoles, 20 de agosto de 2008

para vos, pequeñito, antes de que salga el sol

Rosas del bosque se suman

a las estrellas del día,
para cantar la alegria
de tu estela, que fecunda
cada rinconcito a oscuras
de la ciudad en letargo,
despertando hasta a los galgos,
modificando la luna.
Si cada eclipse trastoca
tu nido de solidez,
tu palabra es el revés
con que contestás el saque,
o aquel drive iniciador
de la puja y el debate.

Si percibís la energía
de cada cosa que tiembla,
sabés ahogar las tinieblas
en su propia cara oscura,
para erigir la hermosura
de este mundo que ya asoma,
y, si hay algún aguafiestas,
bromearle su propia broma.

Aun cuando disimules
tu aura de mil colores
el amor que vas regando
a tu paso por el mundo
te vuelve un sol vagabundo
que dialoga con las flores.

jueves, 14 de agosto de 2008

Me tomo el atrevimiento de "secuestrarle" este párrafo a mi amiga Delfina, de Hijos del Sol, porque es espléndido:

Tendrás que ir traves del miedo y aceptarlo como una realidad humana. No hay necesidad de escapar. Lo que se necesita es profundizar en ello, y cuanto más profundices en el miedo te darás cuenta que es menor de lo que crees. Cuando llegues hasta el fondo te reirás, no tienes nada que temer. Y cuando desaparece el miedo aparece la inocencia, y esa inocencia es el Summum Bonum, la esencia en sí del hombre religioso. Esa inocencia es poder. Esa inocencia es el único milagro que existe. Partiendo de la inocencia puede suceder cualquier cosa, pero no te convertirás en un cristiano ni en un musulmán. Por esa inocencia te convertirás simplemente en un ser humano, aceptando totalmente tu normalidad, y viviéndola con alegría, con agradecimiento hacia toda la existencia. La existencia no es un concepto. Está a tu alrededor, por dento y por fuera. Cuando eres completamente inocente surge un agradecimiento profundo. No pides sino que agradeces lo que ya te ha sido dado. Te han dado tanto. ¿Lo merecías? ¿Te lo has ganado? La existencia te colma de tantas cosas que no hay necesidad de pedir más y agradecer por lo recibido. Y lo más hermoso es que cuando estás agradecido, la existencia sigue colmándote de cosas. Es un círculo: cuanto más tienes, más agradecido estás; cuanto más agradecido estás, más recibes... y esto no tiene fin, es un proceso infinito..

lunes, 11 de agosto de 2008

una historia

La nave nodriza enfocó la Tierra.
Un sacudón cósmico recorrió cada una de las navecitas.
Se había avistado el lugar donde aterrizaría, desde la Matriz, el Niño Sol.
Era una ciudad mediana, en medio de la pampa húmeda. ¿Su nombre? Un tanto cómico, sí: Venado Tuerto. Parece que respondía a una vieja leyenda del lugar.
Agosto despuntaba.
En un sanatorio cuyo nombre ya no recordamos, pasada la hora de la siesta, una parturienta dio,
para ser más exactos, a la hora del té (las cinco de la tarde) a luz. Era un niño luminoso, de piel clara y ojos verdes que viraban al azul según cómo la luz incidiera en el iris. Tenía pelo oscuro.
Nadie imaginó en aquel momento inicial que ese chiquito traía en su mente la Memoria Universal. Pero la verdadera. La verdadera historia. "Quien quiera oír, que oiga".
Hace una semana el chiquito aquel alcanzó la mayoría de edad. Y ahora, ya con 21, está dispuesto a contarle al mundo su historia, para que nunca más el olvido nos haga trampa, para que nunca más olvidemos Quiénes somos, para que nunca, nunca más, nos vendan medias verdades.
Gracias, infinitamente gracias, solcito.

miércoles, 6 de agosto de 2008

El papito bonito de Joan Manolito cantándole una canción a su otro yo:

lunes, 4 de agosto de 2008

En el día del cumple de Matías, el delfincito de Venado, una canción para los delfines:


viernes, 1 de agosto de 2008

El angelito Jairo cantando la hermosísima Oh Qué Será (de mi adorado Chico) junto a la maravillosa Ana Belén...